Estamos acostumbrados a pensar que nuestro corazón late siempre al mismo ritmo, uniforme y parejo. Nada más alejado de la realidad. Por el contrario, si el corazón es sano no late siempre al mismo ritmo, sino que presenta una saludable variabilidad, precisamente llamada “Variabilidad cardíaca” (VC).
Es una medida de la salud de nuestro cuerpo y de nuestro estado físico, ya que permite responder flexiblemente a los cambios del entorno.  Si bien tiende a disminuir con la edad, una baja variabilidad puede predecir futuros problemas de salud.
La VC depende de la acción de las dos ramas del Sistema Nervioso Autónomo, el Simpático (responsable de la activación) y el Parasimpático (relajación), las que al actuar sinérgicamente, permiten una buena adaptación a las condiciones cambiantes del medio.
Muchos factores influyen sobre nuestra VC, incluyendo los patrones de respiración, nuestros pensamientos y, fundamentalmente, nuestras emociones.  Por ejemplo, la ansiedad, el enojo y la frustración producen un trazado errático y con forma de picos, lo que llamamos un ritmo cardíaco incoherente.
En cambio, las emociones positivas envían a todo el cuerpo una señal totalmente diferente. La apreciación, la gratitud, el amor, la serenidad, producen un trazado sinusoidal produciendo un ritmo cardíaco coherente. En este caso, ambas ramas de nuestro sistema Nervioso Autónomo funcionan armónicamente haciendo que nuestro cuerpo trabaje con eficiencia y armonía.

EL ESTRÉS Y LA VARIABILIDAD CARDIACA

El estrés afecta a las personas física, mental y emocionalmente. Según el American Institute of Health, el 90% de todas las enfermedades están relacionadas con el estrés.
Éste contribuye a producir y/o agravar condiciones médicas tales como Enfermedad Coronaria, Hipertensión arterial, Accidentes Cerebrovasculares y depresión, entre muchas más.

El desgaste producido por el estrés y las emociones negativas hacen que nuestro cuerpo funcione con baja eficiencia y mucho gasto energético.

EN QUÉ CONSISTEN EL DIAGNÓSTICO Y EL TRATAMIENTO?

A través de este instrumento de diagnóstico del estrés,  Ud. podrá saber cuan estresado está, siguiendo el ritmo cambiante de sus latidos y observando en la pantalla los indicadores de estrés o de tranquilidad. Ya no es suficiente con solo decir “Estoy estresado” o “Estoy tranquilo”. A través de este software podemos visualizar,  y  corregir, los estados alterados de nuestro mentecuerpo.
El diagnóstico se realiza por medio de un sensor que va conectado al dedo del paciente y que, mediante el software específico determinará los niveles de estrés, la variabilidad cardíaca y la coherencia cardíaca.
Una vez realizado el diagnóstico, se procede al aprendizaje de la Coherencia Cardíaca, ejercicio que permite corregir el trazado irregular e incoherente, producto del estrés, en uno más saludable y coherente, facilitando los procesos regenerativos naturales de nuestro cuerpo, logrando incrementar la variabilidad cardíaca. Los efectos son tanto inmediatos como duraderos.
El Tratamiento consiste en seis sesiones de 45 minutos de duración, con un seguimiento a los dos y a los seis meses.
En cada una de las sesiones se analizan los avances y los obstáculos, haciendo hincapié en los estresores (situaciones estresantes) particulares a cada persona. A medida que se observan las mejorías se va incrementando el nivel de dificultad del programa, agregando también juegos electrónicos que hacen divertido este proceso.




www.cardiosaludweb.com.ar
- cardiosaludweb@gmail.com
diseƱo web: elementos